A mal tiempo buena cara (Una reflexión sobre la Dermatología Cosmética)

Trasplante capilar: una técnica segura y con excelente resultado
13 octubre, 2013
Rejuvenecimiento del cuello
28 noviembre, 2013

A mal tiempo buena cara (Una reflexión sobre la Dermatología Cosmética)

Uno de los efectos  más peligrosos de las crisis económicas (y de la actual, en particular) reside en el deterioro individual de las personas. Esa rebaja de la autoestima viene a ser, precisamente, el alimento básico para que la crisis prolongue su existencia y recrudezca sus consecuencias negativas.

Algunos afectados por la adversidad tienden a descuidar su aspecto y la imagen física acaba siendo el patético espejo de su desarme interior. De ahí que, tejiendo experiencias acumuladas a lo largo de los siglos,  la sabiduría popular aconseje poner buena cara al vendaval que la azota  ferozmente. Esta desafiante actitud es el primero (y decisivo) primer paso para aliviar la desgracia.

Los españoles, curtidos por tantas crisis, demuestran haber aprendido la lección. Un estudio de la Unión Europea revela que nada menos que el 62% de los habitantes de nuestro país mantienen (y aún incrementan) la inversión en tratamientos y productos relacionados con la belleza. De esta forma, aspiran a potenciar  su autoestima y se hacen más fuertes para enfrentar las dificultades.

La dermatología cosmética  cobra, en estos momentos de crisis, un protagonismo especial. Es muy importante acudir al dermatólogo, que es el especialista adecuado, para lograr un reforzamiento de la  autoestima a través de la mejora de la imagen por el cuidado de la piel. Porque, si se toma el camino equivocado de recurrir a profesionales sin la pertinente preparación científica, el loable intento puede revertir en fracaso. Y ello, en época de crisis, resulta particularmente peligroso.

Dr. Miguel Aizpún

Comments are closed.